header

 

SIN DONADOR NO HAY TRASPLANTE

Para miles de pacientes, recibir un trasplante es la única opción de tratamiento médico posible. Enfermedades crónicas degenerativas afectan cada día a un mayor número de personas y no es raro que al final de muchos esfuerzos lo único que les puede mejorar sea un trasplante. Los órganos para trasplante solo se pueden obtener a través de la donación gracias a la solidaridad de las personas que deciden dar sus órganos para trasplantarlos a alguien más. Hoy dos maneras de donar:

• En vida
• Después de morir.

La Ley General de Salud establece que al morir todos podemos ser donadores, aún cuando en vida no hayamos expresado nuestro consentimiento y siempre que nuestros familiares acepten. No todas las personas que fallecen pueden ser donadoras de órganos. Los órganos se obtienen únicamente cuando existe el diagnóstico de muerte encefálica, que, de acuerdo a ley general de salud se considera perdida de la vida.

Los órganos que puedes donar después de pérdida de la vida son: Corazón, riñones, pulmones, hígado y páncreas. Si falleces por paro cardio-respiratorio existe la posibilidad de poder donar tejidos: córneas, huesos y piel.
 

 

¿POR QUÉ ES IMPORTANTE QUE PLATIQUES CON TU FAMILIA?

Cuando muere un ser querido es difícil para la familia tomar la decisión de donar o no los órganos, especialmente cuando desconocen la voluntad de quien falleció. En cambio, cuando la persona expresó en vida su deseo de donar la familia se siente más tranquila y le resulta más fácil decidir.
 
 

**La Secretaría de Salud del Estado de Hidalgo a través del Centro Estatal de Trasplantes (CEETRA) agradece a la Asociación ALE por permitir difundir dentro de este sitio web el vídeo “Por Siempre”, el cual fue producido con la intención de sensibilizar a la sociedad sobre la importancia del tema de trasplantes, contando la historia de ALE. www.asociacionale.org